​Todo sobre la nueva ley hipotecaria

nueva ley hipotecaria
1 ago 2019

El 16 junio de este año, se puso en funcionamiento la nueva ley hipotecaria, la llamada Ley de Contratos de Crédito inmobiliario. Con esta ley se pretende beneficiar al cliente y mejorar las condiciones y reglas en la gestión, contratación y proceso a la hora de solicitar una hipoteca al banco.

Se considera que con esta nueva ley todo aquel que pida un crédito de este tipo al banco podrá ahorra unos 1000 euros. Entre los beneficios se encuentra una reducción de las comisiones. Hasta el momento, cualquier persona que solicitara un crédito de este tipo al banco para comprar una casa se veía comprometida con otros productos que venían asociados a este contrato. Con esta reforma se elimina ese compromiso.

¿Qué es esta ley y en qué consiste?

Esta ley se ha creado con el fin de igualarnos al resto de países europeos, dado que desde 2016 todos los países que pertenecen a la UE, deben compartir directrices. Con esta reforma se pretende aportar más seguridad y transparencia, tanto por parte de los banco como por parte de los clientes. La cantidad de papeles que había que firmar se ve reducida al eliminar cláusulas abusivas que los bancos imponían.

Sus novedades

Esta reforma no afecta a todas las hipotecas existentes. Tampoco modifica los contratos que se han realizado antes del 16 de junio de 2019. Solo afecta a los que se firmarán a partir de la fecha anteriormente mencionada.

Una de sus novedades es que el cliente debe acudir, en un tiempo mínimo de 10 días al notario, para revisar toda la documentación que le ha enviado el banco para solicitar la hipoteca. La figura del notario cobra mayor importancia, pues será quien resuelva cualquier duda sobre el contrato. En cuanto a las comisiones, esta ley fija un límite. El tope de estos contratos está fijado según el tipo de hipoteca (variable o fija). Cuando se saca una hipoteca puede ser fijo, variable o de mutividisa, por ello, si se quiere cambiar el tipo de interés de demora cambiará. Los gastos de la hipoteca se reducen al estar compartidos los gastos de la escritura entre el banco y el cliente.

Mejor informados

Con la nueva reforma los clientes estarán informados de por vida de las condiciones y los servicios de su hipoteca hasta lo que dure la misma y hasta que finalice el proceso, pues los bancos están obligados a ello. A partir de este momento los bancos deben elaborar un documento común entre todas las entidades que deberán facilitar a cada cliente 10 días antes de que se produzca la firma para que puedan comprar los servicios y las condiciones. Asesorar a los clientes será obligatorio. Por ello mismo el personal bancario deberá tener mejor formación con el fin de cumplir al pie de la letra la nueva ley.

Se endurece el proceso de desahucio

Aunque hemos dicho que el cliente va a ser un gran beneficiado por esta reforma, los que no paguen la hipoteca, saldrán peor parados. El proceso de desahucio será más rápido, pues con tan solo 12 o 15 cuotas o el 7 por ciento de la segunda mitad del contrato sin pagar, el banco podrá proceder al desahucio. También puede procederse al desahucio con solo el 3% del total de la primera parte sin pagar.

Adiós a otros servicios

Antes de este momento, los clientes estaban obligados a contratar otro tipo de servicios (seguros de vida, seguros de hogar, etc) y ahora esto se elimina. Lo que si podrá hacer el banco será solicitar alguna póliza que les asegure el cumplimiento de las condiciones del préstamo. Además puede exigir otro tipo de póliza que cubra los daños en la vivienda. Las fichas de cálculo de cuotas deberán ser obligatorias. En el caso de las hipotecas de intereses variables, los intereses por impago quedan limitados al 3% por año impagado en los nuevos contratos y del 2% en los ya existentes. Si se amortiza el contrato antes de tiempo se limita al 0,25% del capital amortizado, que se reduce al 0,15% pasados cuatro años. El resto serán en los primeros cinco años del 0,5% y del 0,25 el resto. En el caso de las hipotecas de interés fijo, será del 2% los 10 primero años y del 1,5% el resto de años.

A partir de este momento las inmobiliarias aumentan su importancia en el papel de contratar una hipoteca. Desde Demecasas te ayudamos a adquirir una vivienda y a contratar la hipoteca, asesorándote y ayudándote en todo momento.

Propiedades




No se han encontrado inmuebles que coincidan con su búsqueda.





© 2020 Demecasas. Nota legal · Privacidad · Mapa Web

Diseño: Mediaelx